Saltar al contenido

Anti-ojeras naturales: di adiós a las ojeras

diciembre 3, 2016
anti-ojeras-naturales-360x200

anti-ojeras-naturales-360x200

Las ojeras y bolsas son un problema estético bastante desagradable y común que nos afecta a muchas de nosotras. Éstas pueden aparecer por diversas causas, como la exposición solar o no descansar el tiempo suficiente. Por suerte, existen diferentes remedios anti-ojeras caseros que nos ayudarán a combatir este problema.

6 anti-ojeras naturales

  1. Manzanilla. Sumergir dos bolsas de té de manzanilla en un vaso de agua caliente. Una vez se haya enfriado, mojar dos algodones y aplicar en las ojeras durante 10-15 minutos.
  2. Rodajas de patata. Coger una patata, pelarla y cortar dos rodajas. Aplicar estas rodajas en los ojos durante unos 10 minutos ¡y veréis los resultados!
  3. Rodajas de pepino. El pepino tiene propiedades refrescantes y es de los remedios más eficaces contra las ojeras. Colocar medio pepino en el frigorífico y, cuando esté frío, aplicar dos rodajas sobre los ojos cerrados durante 10 minutos.
  4. Agua fría. Aplicar dos pañuelos mojados con agua fría en los ojos. Este remedio es especialmente útil para los casos de ojeras rojizas.
  5. Leche fría. Vierte un poco de leche fría entera (la grasa natural de la leche entera suaviza la piel) en una taza. Moja dos bolitas de algodón en la leche y aplícalos en los ojo durante 15 minutos.
  6. Claras de huevo. Bate una o dos claras de huevo a punto de nieve y aplícalas en las ojeras o bolsas con un pincel. Las claras de huevo llevan vitamina B2, que ayuda a mejorar la circulación y limpia y suaviza la piel.

Estos son algunos anti-ojeras naturales más útiles y eficaces, sin embargo, también queremos contarte algunos trucos para reducir la aparición de bolsas y ojeras.

  • Descansar boca arriba, de esta forma los fluidos se distribuyen más uniformemente.
  • Disminuir el consumo de sal, ya que este alimento facilita la retención de líquido.
  • Tomar cápsulas de vitamina K, que evita que se hinchen las paredes capilares.
  • Comer un poco de perejil fresco en ayunas, ya que evita la retención de líquidos.