Saltar al contenido

Decora el baño y conviértelo en tu rincón favorito

julio 17, 2016
Decora el baño y conviértelo en tu rincón favorito

Decora el baño y conviértelo en tu rincón favorito

Es una de las habitaciones más íntimas en toda la casa y a veces tiende a ser un espacio olvidado, pero con el tiempo han ido cambiando las cosas y se ha empezado a tomar importancia al baño como un espacio de relajación, como si se tratara de un pequeño spa en casa. En el mercado encontrarás una gran variedad de muebles para el aseo personal, aquí te dejamos algunas ideas básicas para renovar tu baño y convertirlo en un santuario de tranquilidad.

Lavabos amplios.- Apuesta por los nuevos modelos en el mercado, largos y cómodos para que puedas aprovechar el espacio, con muebles elevados de madera, diferentes compartimientos para guardar toallas y otros productos de aseo personal, la combinación del blanco con el color natural de la madera te dará ese ambiente de sauna que deseas.

Otra increíble opción, en caso compartas el lugar con tu pareja, es tener dos lavabos para que cada uno tenga su espacio, compartiendo también las secciones que te puede brindar el mueble, será beneficioso para los dos.

La bañera como elemento primordial.- Si tu baño no cuenta con el ambiente para tener una bañera y ducha por separado, busca las opciones que te dan las tiendas con griferías de sistemas integrados, es una excelente manera de tener todo sin perder espacio.

Agrega muebles y diseño.- Que el baño no se convierta en sólo un espacio para asearse, puedes añadir muebles con un diseño simple que funciona perfecto cuando tengas pensado hacerte algún tratamiento de belleza y debas esperar unos minutos para que haga efecto, tener unas revistas a la mano también sería una gran opción.

Con respecto a formas y colores, trata de mantenerlo lo más minimalista que puedas con tonalidades en blanco y grises para atraer un espacio tranquilo, pero sobre todo logra un ambiente que sea agradable para ti.

A estas ideas puedes añadirle más funciones según tus necesidades, y si debes compartir el espacio con más personas que conviven contigo, puedes adaptarla al agrado de todos. El baño puede terminar siendo un espacio privado para que cada integrante de la familia quiera pasar un momento de relajación.