Saltar al contenido

¿Cómo elijo un vestido de fiesta perfecto para mi?

diciembre 6, 2016
elegir_vestido

vestido-de-fiesta-200x300

¿Tienes planeado salir esta noche y no sabes qué ponerte? Sí, tienes mucha ropa, pero nunca lo reconocerás, para ti, en este momento, no tienes absolutamente nada y decides que es momento de comprarte un vestido nuevo. Si esta noche quieres salir y todavía no has decidido tu look, no desesperes, sigue esta pequeña guía  para elegir tu vestido de fiesta, y seguro que no pasarás desapercibida.

Primero de todo, debes valorar el clima, y si el lugar donde vas es exterior o interior. Es verdad que a todas nos gusta estar perfectas y sexis en todo momento, aunque sea como sea, la salud es lo primero. Después, debes saber cómo de arreglada tienes que ir, ya que no es lo mismo una fiesta de etiqueta, de media etiqueta, de cóctel o informal.

Una vez tengas estos aspectos valorados, es momento de enfrentarte a la realidad: debes decidir qué te pones. Por suerte o por desgracia, las posibilidades son muchísimas. Vestidos con tirantes, sin tirantes, largos, cortos, con detalles, negros, blancos…

Para elegir un vestido, primero de todo debes valorar la forma de tu cuerpo y cuál es el mejor modelo para ti. Si tienes las caderas más anchas que los hombros, un vestido palabra de honor irá perfecto con tu cuerpo. Si por el contrario tienes los hombros más anchos, puedes optar por cualquier vestido con adornos en la parte de la cintura, para atraer la atención. Si tu cuerpo es tipo reloj de arena, un vestido ceñido a la cintura puede ser perfecto para ti. O, si tienes el cuerpo redondeado, los vestidos ligeros y con colores lisos te quedarán geniales.

El color de los vestidos noche por excelencia es el negro, aunque puedes probar con muchas más tonalidades, pero recuerda, si tienes la piel muy oscura debes evitar os tornos marrones, y si por el contrario, tienes la piel muy blanca, debes evitar el color blanco y amarillo.

Ahora que ya sabes cuál es tu tipo de vestido ideal, es hora de elegir los accesorios y los zapatos. Si el vestido es liso o no es muy cargado, un collar XXL puede ser la mejor opción, aunque si ya tiene muchos detalles, lo único que harás será verte demasiado recargada. Además, si eres de las que les gusta ir con tacones, ¡éste es tu momento de lucir piernas!